Mitos sobre el rejuvenecimiento facial con toxina botulínica

rostro limpio mujer inyeccion toxina botulinica botox mitos

La acción del tiempo y las gesticulaciones además de otros factores externos, fomentan la aparición de líneas de expresión, arrugas y surcos en el rostro. Hoy en día, la medicina estética ofrece diversos tratamientos de rejuvenecimiento facial para disminuir estas molestias estéticas y corregirlas. Entre estos tratamientos se encuentra el botox o la toxina botulínica que es una sustancia que aplicada de forma correcta relaja los músculos minimizando las líneas de expresión y las arrugas.

Se trata de una solución inyectable que sin necesidad de pasar por quirófano elimina las arrugas. El tratamiento dura aproximadamente 10 minutos y su recuperación es inmediata por lo que el paciente puede realizar vida normal desde que salga de la clínica. El resultado final de la aplicación de toxina botulínica podrá apreciarse a los tres días del tratamiento y tendrá una durabilidad de entre 4 y 6 meses dependiendo del tipo de piel y de las condiciones particulares de cada paciente.

Mitos falsos sobre la toxina botulínica (botox)

– “El botox hace que se pierda la expresión y da un resultado antinatural”.

El efecto antinatural del botox es un mito muy extendido y se basa en las malas aplicaciones de otro tipo de infiltraciones. La sustancia del botox es una proteína que relaja la musculación facial orientada a las famosas “patas de gallo”, las arrugas del entrecejo y las líneas de expresión de la frente. Si se aplica por un profesional calificado y con experiencia avalada, el resultado será un rostro joven y radiante, pero sobre todo natural.

– “El botox deforma los labios”

El rejuvenecimiento facial con botox sólo se utiliza en la zona del tercio superior del rostro, no en los labios. Existe la falsa creencia de que el botox deforma los labios al aplicarlo, sin embargo, el botox no se utiliza para el relleno de labios. Para aumentar el volumen de labios se utilizan otras sustancias de relleno facial como el ácido hialurónico que, en ocasiones, se usa conjuntamente con el botox para el rejuvenecimiento facial con muy buenos resultados.

-“Al pasarse el efecto las arrugas aparecen más marcadas que antes”

El botox es un relajante del músculo que ayuda a frenar la progresión del envejecimiento de la piel. Por esta razón, es imposible que al pasarse el efecto a los 6 meses las arrugas estén más marcadas. De hecho, produce el efecto contrario, el botox disminuye la profundización de las arrugas por lo que previene que se generen arrugas nuevas. Cuando el efecto de la sustancia desaparece las arrugas que ya existían vuelven a aparecer pero de forma mucho más suavizada. Uno de los beneficios del botox es precisamente que retrasa la aparición de las arrugas y líneas de expresión.

– “La aplicación de botox es dolorosa”

El botox es un tratamiento indoloro ya que no es invasivo. Se realiza mediante microinyecciones con las que, como mucho, el paciente notará un pequeño pinchazo.

– “El botox te deja la cara hinchada”

El bótox debe aplicarse en la dosis adecuada y esto solo puede saberlo un médico especialista por lo que es muy importante aplicarse este tratamiento en un centro especializado. Normalmente si no hay un exceso de la sustancia inyectada no tiene por qué haber hinchazón en la cara ya que la toxina botulínica debe ajustarse en cada dosis al tipo de músculo en el que se aplica.

– “El botox es dañino porque es una toxina”

Nada más lejos de la realidad. El botox es totalmente inocuo. Se trata de una proteína que se lleva utilizando en medicina desde hace más de 20 años en diferentes especialidades desde la oftalmología hasta la dermatología y la neurología. Las complicaciones por su aplicación son mínimas, menores al 1% de los casos. Lo único que hay que tener en cuenta al realizarse este tratamiento es que es necesario que entre aplicación y aplicación pasen al menos 4 meses.

– “Es sólo para personas mayores de 40”

Esta afirmación es una creencia muy común y muy incierta. El botox además de para corregir arrugas se utiliza también para prevenirlas y para proporcionar un rostro más fresco y descansado. Y es que el botox ralentiza la pérdida de elasticidad de la piel así como el envejecimiento prematuro de ésta.

– “El botox paraliza el rostro”

El rejuvenecimiento facial con bótox no paraliza la cara sino todo lo contrario, su efecto es relajante muscular. El único caso en que se podría producir una parálisis es si se inyecta un exceso de sustancia en alguna zona, pero esto se evita acudiendo a un médico calificado ya que él sabe la cantidad adecuada para cada rostro y cada músculo.

Revisa nuestro tratamiento aquí

En GLIAMORI especialistas en Medicina Estética, contamos con un equipo de profesionales con gran experiencia en tratamientos de rejuvenecimiento facial. Si quieres más información sobre este tratamiento u otro, en nuestra clínica te asesoraremos para que luzcas una piel uniforme y joven.

Noticias relacionadas

Facial

Lifting facial sin cirugía

El lifting sin cirugía es un estiramiento facial no quirúrgico mínimamente invasivo cuyo objetivo es mejorar la apariencia de arrugas y líneas finas, dando a los pacientes

LEER MÁS »